Tarta de tiramisú casera

La irresistible receta de la tarta tiramisú hecha con café, nata, queso crema, licor, cacao, etc. ¡Una delicia fácil de hacer que se deshace en la boca!

Receta de tarta de tiramisú casera

Ingredientes para preparar tarta de tiramisú casera

  • 500 gr. de bizcochitos de soletilla
  • 200 gr. de queso crema
  • 750 ml. de nata líquida
  • 2 tazas de café descafeinado
  • 3 huevos (sólo usaremos las claras)
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 4 cucharadas de licor de café

¿Cómo preparar tarta de tiramisú casera?

  • Para la crema del tiramisú:
  • En primer lugar, montamos la nata en un recipiente grande y profundo, y en otro batimos las claras de los huevos a punto de nieve (las yemas, las guardamos para otra receta, porque para la tarta de tiramisú no las necesitaremos).
  • Luego, mezclamos el queso crema con la nata montada, y a continuación, incorporamos las claras montadas al recipiente. Entonces, echamos las 4 cucharadas soperas de azúcar y de licor de café y batimos todo. La crema resultante debe ser homogénea y consistente.
  • Para montar la tarta:
  • En el molde o en el recipiente para tartas que usemos, pondremos una base de bizcochitos a modo de cama, sobre los que luego echaremos café, hasta que estén bien empapados, pero sin rebosar.
  • Sobre los bizcochos, echaremos la mitad de la crema, y sobre ésta, el cacao en polvo tamizado, hasta cubrir por completo toda la crema.
  • Luego haremos una segunda capa de bizcochos, café, crema de tiramisú y cacao, siguiendo el mismo procedimiento de antes. Y ya la tendríamos lista. También podemos hacer la tarta con más capas si queremos.
  • La tarta de tiramisú casera hay que conservarla en el frigorífico, y conviene comerla uno o dos días después de hacerla.
  • Foto y fuente: Cocina.es
Nota del autor:

La receta original de la tarta de tiramisú casera lleva queso mascarpone, pero también podéis usar queso Philadelphia o equivalente.

El licor de café lo encontraréis en cualquier hipermercado, mientas que los bizcochitos deben ser rectangulares y aplanados (tipo soletilla), y tener la capacidad de absorber bien el líquido.

Si no tenéis licor de café, podéis sustituirlo por una mezcla de dos cucharadas de café más dos cucharadas de brandy o coñac, pero no prescindáis de darle a la crema de la tarta con este puntito de gracia.